Usando tus zapatos

Solemos ver la vida desde nuestras propias perspectivas, pero …. si me propongo ponerme en tus zapatos por unos minutos quizás mi perspectiva cambie.

Y es que cuando nos ponemos en los zapatos de los otros vamos a percibir quizás muchos secretos ocultos, como por ejemplo que tan cómodos o incomodos pueden ser, o quizás también pueda percibir la huella que dejas en tus zapatos, y claro está que todo esto es metafórico.

Te propongo que te pongas a pensar por unos minutos en algunos episodios que marcaron tu vida, por ejemplo, en esos vínculos que para ti son fundamentales, quizás son Papá y Mamá, ahora piensa en tres retos que atravesaste que realmente te costaron, piensa en esas personas que perdiste a lo largo de tu vida, y en esos momentos gloriosos.

Pregúntate ahora si serías la misma persona sin todo esto que recordaste, y claro pues, no serias quién eres.
Bueno pues lo mismo pasa con nuestras relaciones con aquellos que nos rodean, queremos que actúen como nosotros deseamos, aunque muchas veces ni nosotros mismos podríamos reaccionar de esa manera, imagínate ahora si ellos tienen una historia muy distinta a la nuestra, ¿Cómo poder pretender que reacciones según nuestras expectativas? si tienen vivencias, dolores y heridas distintas a las nuestras.

Es ahí cuando podemos usar esta pequeña asociación de que pasaría si uso tus zapatos, sería más o menos como pensar en ¿Cómo sería yo con tu historia? Pues entonces y claro está que no sería quien estoy siendo.

Observa los zapatos de las personas que tienes a tu alrededor tienen muchas características que te brindan información de sus usuarios, si brillan, si tiene polvo, si están gastados, si aun tienen la etiqueta en la suela, etc…… Y tú ¿Qué zapatos usas? ¿Los que lucen bien o los que te hacen sentir cómodo?.

Deja un comentario